Nuestra historia, como tomar malas decisiones una y otra vez (15ª parte)

Seguimos con una nueva entrega de nuestra historia, hoy pretendo contar nuevas cosas todo depende de si soy capaz de ordenar mis ideas para llegar a las desventuras irreales que tuvimos con Amazon (tienen mucha miga).

Me decía Pencho el otro día en la tienda «me leo tus boletines pero te llamas tonto a menudo por las decisiones que tomaste», tienes razón Pencho, lo hago mucho, es que me sale así, de entrada quiero que entendáis que si algo se ha hecho mal (hablo de decisiones en los negocios) siempre ha sido por haber tomado yo una mala decisión, no vale de nada no reconocerlo, no tenía experiencia, no tenía conocimientos y todo lo aprendí a base de ensayo error y eso cuesta dinero y no te deja crecer.

¡Claro que me llamo tonto! ¡imbécil!  todo me esto me lo merezco por no atreverme a cortar por lo sano en su momento con gente tóxica que no me aportaban nada, tonto por no haber tenido los «cojo…s» de tomar decisiones arriesgadas pero que en aquel momento me habrían llevado a resultados increíbles

Es que analizar el pasado es muy fácil me diréis algunos.

A toro pasado….

Si, pero, repito, yo tome esas decisiones y quiero aprender de ellas, dicen que la experiencia es un grado, yo creo que al menos la experiencia nos debe servir para no cometer los mismos errores una y otra vez (no es mi caso).

Os pongo un ejemplo, desde nuestro inicio en Technospain queríamos ser una tienda online, sólo online, antisociales total… y cuando nos trasladamos del salón de mi casa a un pequeño local en Cartagena nuestra primera idea era seguir con atención online como única forma comercial, curiosamente la gente de la zona al ver nuestra ubicación comenzaron a  venir al local para poder ver productos, comprar o traer algún artículo en garantía.

El problema de aquel momento es que allí solo teníamos mesas para embalar, estanterías con artículos y ordenadores para atender a los clientes, en aquel momento sólo queríamos ser online, no queríamos tener tienda, «online, online, online» y eso demostró ser un error.

Un gran error…

Al cabo de un tiempo nos mudamos a un local mucho mas grande y viendo que seguían viniendo clientes sin parar  hicimos una pequeña reforma y puse un pequeño espacio de (6-7 m2) como punto de entrega porque aun seguía con la idea de que la gente de la zona pudiera comprar online y recoger allí (algo tipo click&collect) pero no de tener una tienda física al 100%

¿Sabéis qué pasó? lo esperado, la cagamos.

Los clientes seguían viniendo a comprar allí y aquello empezó a necesitar expositor, mostrador, caja, etc… (sólo unos escasos 7 metros cuadrados, os lo recuerdo).

Hay una imagen que se me grabó en la retina, una navidad se juntaron allí al menos 12 personas, aquello parecía el camarote de los hermanos Marx, ni haciendo la manicura cabíamos mas, imaginaros niños gritando y yo alzando la voz para explicar los detalles de los teléfonos un AUTENTICO desastre.

Al final, el año 2018 decidimos hacer una nueva reforma integral y destinar 70 m2 a nuestra tienda física ¿veis el error? Tenía que haber reformado la tienda desde el principio y así podría haber sido la única tienda en Cartagena en tener un local especializado en teléfonos Xiaomi (ahora hay varios) seguro que habría crecido mucho más.

Tuve dos oportunidades para tener una tienda disruptiva en Cartagena y no lo hice, haciendo dos mudanzas y dos reformas, muy mala planificación y doble gasto.

Llegué tarde, muy tarde ¿El motivo? pues sinceramente, tener tienda física exige tener mas personal, reforma, se necesita que el personal sepa de lo que vende (no leer etiquetas como un idiota) y exige que pases una hora o mas hablando con un cliente para aconsejarle, guiarle y finalmente configurarle su compra (al menos una hora mas).

Y yo no quería tener todo eso encima ya que en esa misma hora, de forma online podías tener 3 o 4 ventas en un día bueno.

Estas son las cosas que cuando piensas en ellas y las miras desde la distancia te hacen darte cabezazos contra la pared, no son graves, pero sinceramente, te joden y mucho.

¿Qué opinas tú? ¿Fui un idiota o no?

Publicaciones Similares

Deja una respuesta